800 007 970 (Gratuito para españa)
658 598 996
·WhatsApp·

25 may 2011

¿Qué debería hacer un jugador de fútbol para recuperarse entre dos partidos sucesivos?

/
Enviado por
/
Comentarios0
/

La popularidad del fútbol de mujeres ha aumentado y el número de partidos en un año se ha incrementado paulatinamente, cuando tiene la distancia cubierta durante un partido.


Autor: Anderson H., Raasad, T, Nilsson, J, Paulsen, G,Gartje, I, Kadi, F.

La popularidad del fútbol de mujeres ha aumentado y el número de partidos en un año se ha incrementado paulatinamente, cuando tiene la distancia cubierta durante un partido. Con este incremento en el número de partidos, no es raro ver múltiples competiciones en fechas cercanas la una a la otra. Cuando esto sucede es esencial que el atleta sea capaz de recuperarse del cansancio neuromuscular acumulado y de los cambios bioquímicos posteriores entre los grupos de los diversos partidos. Con la finalidad de determinar la mejor estrategia de recuperación, los investigadores de Suecia y Noruega evaluaron el efecto de las intervenciones de recuperación activas y pasivas empleadas entre dos partidos de fútbol consecutivos.

Diecisiete jugadoras de fútbol de élite fueron asignadas aleatoriamente a un protocolo de recuperación activo (n=8) o pasivo (n=9). Los sujetos entonces jugaron dos partidos en un periodo de cuatro días con sólo dos días entre cada partido. El grupo de recuperación activo realizó un entrenamiento de resistencia (<50% 1-RM) y aeróbico de baja intensidad (Pico del Ritmo Cardiaco 60%) 22 y 46 horas después del primer partido. El dolor muscular, el sprint, el salto y el rendimiento isoquinético percibidos fueron realizados: previa e inmediatamente después del primer partido, cinco horas después del primer partido, la primera sesión de recuperación, la segunda sesión de recuperación y el segundo partido de fútbol. Además, las medidas sanguineas de creatinquinasa, urea sanguínea y ácido úrico fueron tomadas antes y después de cada partido y antes de cada sesión de entrenamiento de recuperación; el rendimiento sprint fue establecido para recuperar por cinco horas después del primer partido, la fuerza isoquinética de flexión de la rodilla que genera capacidad no regresó a la línea de base hasta después de 27 horas del primer partido.

El dolor muscular no retornó a la línea de base hasta después de 69 horas después del primer partido. Finalmente el rendimiento del salto no regresó a la línea de base en ningún punto del estudio. Al examinar los efectos del tratamiento se determinó que el tipo de sesión de recuperación empleado no tuvo ningún impacto en la tasa de recuperación.

Al final parece que la recuperación de los parámetros bioquímicos y neuromusculares mostraron patrones de recuperación muy diferentes. Aunque un protocolo de recuperación activa no dio como resultado alteraciones significativas en estos patrones, los protocolos específicos para ayudar en la recuperación continúan requiriendo una exploración para optimizar el post-entrenamiento y los patrones de recuperación de la competición.

Andersson, H, Raastad, T, Nilsson, J, Paulsen, G, Gartje, I, Kadi, F. Neuromuscular fatigue and recovery in elite female soccer: effects of active recovery. Med Sci Sports Exerc 40: 372 – 380. 2008.

Responder

Otras colaboraciones