+34 96 633 71 35
·WhatsApp·

Natación: Mecánica de Manos
22abr2022

NATACION: MECANICA DE MANOS (II)

//
Comentarios0
/

Mecánica de manos para nadar más rápido: en busca de la brazada perfecta (2ª parte)

Como la mayoría de nuestros lectores y alumnos sabéis, a la hora de analizar la fase sub-acuática de la brazada en el estilo libre de natación se puede segmentar en varias partes. En la siguiente imagen la hemos dividido en tres partes principales (agarre, tirón y empuje) y estas aún se pueden subdividir en otras partes o nomenclaturas para detallar al milímetro la propulsión del nadador. En este artículo voy a dejar el brazo y el antebrazo a un lado para centrarnos en las manos del nadador.

Vórtices e impulso

El trabajo del grupo de Van Houwelingen no es la única ciencia que contradice la sabiduría de los entrenadores de la vieja escuela sobre mantener los dedos juntos para evitar que el agua se escape entre ellos. Ya en 2006, Bodo Ungerechts de la Universidad de Bielefeld, Alemania, y J. Klauck de la Universidad Alemana de Colonia, realizaron un análisis teórico sobre el mismo tema y publicaron sus resultados en el Portuguese Journal of Sports Sciences (2, 3).

Informaron que parte de la forma en que los nadadores generan propulsión es mediante la creación de vórtices (remolinos, torbellinos) en el agua que ayudan al nadador a transferir el impulso hacia adelante, tirando del agua hacia atrás. Observaron que los dedos “ligeramente separados” durante la brazada podrían contribuir a este proceso, aunque no cuantificaron lo que significaba una “ligera” separación (entre los dedos).

En 2010, un equipo de investigadores portugueses dirigido por Daniel Marinho, de la Universidad de Beira, ayudó a aclarar esto de forma más precisa con simulaciones numéricas de la resistencia al agua creada por extensiones de dedos de cero, 3,2 milímetros y 6,4 milímetros (4). Llegaron a la conclusión de que 3,2 milímetros era lo mejor, con alguna variación basada en el “ángulo de ataque” de la mano con respecto al agua durante la brazada. Esto varía ligeramente a la apertura de 10 grados de Van Houwelingen. Sin embargo, el resultado final de los tres estudios es similar: obtienes más resistencia y, por lo tanto, una brazada más fuerte con los dedos de las manos ligeramente separados que con los dedos de las manos muy abiertos o juntos.

Considerando lo dicho aquí arriba y siendo conscientes de que nuestro curso de nadadores es de “preparación física”, abordaré en otro apartado la importancia del trabajo de fuerza para el nadador en dedos, manos y muñecas.

Te puede interesar: Máster Online Internacional de Preparación Física de Natación.

Una mayor palada

Si hablar de coeficientes de arrastre, vórtices y dinámica de fluidos es un poco abrumador, la forma más fácil de pensar en ello es comprender que todos estos estudios muestran que en una distribución óptima, los dedos sí tienen espacios entre ellos, pero (más importante) estos espacios son lo suficientemente pequeños para evitar que el agua fluya libremente entre los dedos. En cambio, hay un “flujo turbulento”, que crea lo que el estudio de Marinho describió como una barrera adicional contra la cual el nadador puede tirar. En efecto, es como tener manos más grandes, aunque si la extensión es demasiado grande, el beneficio se pierde porque el agua se cuela entre los dedos demasiado abiertos.

Orden de llegada

Nadar más rápido: en busca de la brazada perfecta

Imagen 5: Pernille Blume de Dinamarca (izquierda) y Ranomi Kromowidjojo de Holanda compiten en la final femenina de 50 m estilo libre en los Juegos Olímpicos de Río. El margen de victoria de Blume fue de solo dos centésimas de segundo.

¿Cuál es la diferencia de rendimiento entre tener una separación óptima de los dedos o algo más? El grupo de Van Houwelingen calculó el efecto sobre la potencia de la brazada del nadador y cómo esa diferencia de potencia se convirtiese en velocidad de nado. Descubrieron una enorme mejora del cinco al ocho por ciento (5-8%) en la resistencia aerodinámica en la separación óptima de los dedos en comparación con la ausencia de apertura, lo que es suficiente para producir una mejora significativa en el rendimiento sin cambios en el estado físico del nadador. Según Van Houwelingen, “La fuerza que puedes producir no cambia, pero lo que cambia es la eficiencia de esas fuerzas propulsoras”.

Natación: Mecánica de manos para nadar más rápido

Imagen 6: Resultados olímpicos finales de 50 m libre femenino en Rio.

Convertir esto en rendimiento de natación se traduciría en una mejora de 0,6 segundos a un ritmo de clase mundial en el estilo libre de 50 metros. Para poner eso en perspectiva, las seis primeras posiciones femeninas en los Juegos Olímpicos de Río se decidieron por solo 0,12 segundos (ver imagen 6). Si alguno de los cinco últimos no estuviera usando una separación de dedos óptima, cambiar eso solo podría haberlos movido a la cima.

De la teoría a la práctica

Las imágenes subacuáticas de Michael Phelps e Ian Thorpe han demostrado que ambos usaban brazadas que entraban en el agua con los dedos bastante abiertos. Pero al final de sus brazadas, sus dedos estaban cerrados o mucho más juntos. ¿Dos de los mejores nadadores del mundo estaban perdiendo la concentración durante sus brazadas, o estaban metidos en otra sutileza? Casi seguro que esto último. Aunque probablemente sea mejor un cierto grado de separación de los dedos en la mayoría de los puntos de la brazada, los estudios han encontrado que la separación ideal de los dedos puede cambiar durante el curso de la brazada, a medida que cambia la dirección del movimiento a través del agua.

Recuerda, tu objetivo final no es encontrar la apertura perfecta de los dedos bajo el modelo científico de otra persona, sino encontrar el que funcione mejor para ti, tal como es ahora.

Monitorear todo esto científicamente es difícil, pero los deportistas de élite finalmente recurren a uno de los fundamentos básicos del entrenamiento y el entrenamiento, que es comprender, monitorear exactamente cómo funciona tu cuerpo. También vale la pena experimentar como Basándonos en esto, podemos hacer algunas recomendaciones:

  • Si siempre te han enseñado a mantener los dedos juntos, o peor aún, a ahuecar las manos (concavidad), intente separar los dedos para rastrillar el agua, como si trataras de retirar las hojas de otoñales de tu jardín.
  • Si esa sensación es demasiado amplia, haz como si te peinaras el pelo enredado con la mano.
  • Cuando esto comiences a sentirlo natural (el trazo comienza a ganar fuerza y confianza), observa si necesitas variar la separación de tus dedos nuevamente a medida que continúas el trazo.
  • Utiliza vueltas cronometradas en una distancia fija para evaluar qué posición de dedos funciona mejor y en qué punto de la brazada. Recuerda, que tu objetivo final no es encontrar la apertura de dedos ideal según el modelo científico de otra persona, sino encontrar la que funciona mejor para usted, tal como está ahora.

Estudio de caso: Allan Web

Allan Web es el actual poseedor del récord estadounidense en la carrera de una milla. Pero antes de especializarse en atletismo, pasó su primer año de secundaria como nadador, y estuvo cerca de clasificarse para las selecciones juveniles de EE. UU. en varios eventos. Más tarde, hacia el final de su carrera profesional, se retiró de la pista para probar suerte en el triatlón (del que luego se retiró después de que un accidente de bicicleta le dejara maltrecho y fuera de las posibilidades de participar en los Juegos Olímpicos).

El entrenador de Allan interesado siempre en la física, era muy consciente del valor de la apertura de los dedos. Como explicó Alan, “La ciencia que obtuve fue de 5 milímetros entre los dedos”. Pero es fácil centrarse demasiado en la ciencia. En cambio, Web cree que se trata de “sentir” el agua, algo que muchos corredores que hacen la transición al triatlón encuentran difícil. “Eso lleva tiempo”, dice. “Pero cuando alcanzas esa sensación, pueden haber mejoras repentinas y extremadamente rápidas en la parte acuática del deportista. Citando a Morpheus en la película ‘Matrix’, ¡hay una diferencia entre conocer el camino y recorrer el camino!

Ricardo Segura Falcó
Director General
Alto Rendimiento

Artículos de esta serie:

  1. Mecánica de manos para nadar más rápido: en busca de la brazada perfecta (1ª parte)
  2. Mecánica de manos para nadar más rápido: en busca de la brazada perfecta (2ª parte)

Referencias y lecturas recomendadas.

  1. More efficient swimming by spreading your fingers. Willem van de Water, Josje van Houwelingen, Dennis Willemsen, Wim Paul Breugem, Jerry Westerweel, Rene Delfos, and Ernst Jan Grift, 69th Annual Meeting of the APS Division of Fluid Dynamics, Volume 61, Number 20, Abstract L19.00008.
  2. Portuguese Journal of Sport Sciences 2006, 6(Suppl. 2), 109–111
  3. Portuguese Journal of Sports Sciences 2006. International symposium on biomechanics and medicine in swimming: Consequences of unsteady flow effects for functional attribution of swimming strokes. Ungerechts, B. and Klauck, J.
  4. Journqal of Applied Biomechanics 2010 Feb; 26(1):87-92

Te puede interesar: Máster Online Internacional de Preparación Física de Natación.

Nuevos Másteres 2021- Natación: Mecánica de manos para nadar más rápido


Abrir chat
Saludos de Alto Rendimiento:

Para información sobre los cursos y másteres ONLINE, puede contactarnos por aquí.

Asegúrate de haber completado el formulario (azul) de información del curso/máster.

Gracias!
Call Now Button