800 007 970 (Gratuito para españa)
658 598 996
·WhatsApp·

27 sep 2013

ESTUDIO DE HÁBITOS ALIMENTARIOS EN EDUCACIÓN PRIMARIA: RESPUESTAS DE ESCOLARES ASTURIANOS DE 8 A 11 AÑOS

/
Enviado por
/
Comentarios0
/
Etiquetas,
Actualmente nos encontramos inmersos en una sociedad cambiante en la que nuestros niños son cuantitativa y cualitativamente muy diferentes en diversos aspectos a los de generaciones anteriores (Borja, 2012).
Autor(es): Víctor Borja González, Patricia Solís García
Entidades(es):
Congreso: X Congreso Internacional sobre la Enseñanza de la Educación Física y el Deporte Escolar
Pontevedra, 5 al 8 de Septiembre de 2013
ISBN: 978-84-939424-4-1
Palabras Clave: : Alimentación infantil, hábitos alimentarios, obesidad, dieta equilibrada.

ESTUDIO DE HÁBITOS ALIMENTARIOS EN EDUCACIÓN PRIMARIA: RESPUESTAS DE ESCOLARES ASTURIANOS DE 8 A 11 AÑOS

Actualmente nos encontramos inmersos en una sociedad cambiante en la que nuestros niños son cuantitativa y cualitativamente muy diferentes en diversos aspectos a los de generaciones anteriores (Borja, 2012). El ayuno, la comida rápida y el abuso de golosinas son hábitos cada vez más populares, lo que genera trastornos alimentarios como la obesidad, la anorexia o la bulimia, que a su vez desencadenan en enfermedades crónicas desde edades más tempranas (Merino, 2008). Para poder intervenir desde nuestro contexto es necesario conocer el mismo, por ello a través de este estudio y contando con datos objetivos, hemos querido comprobar la situación real de los alumnos de nuestro entorno, Asturias teniendo en cuenta sus hábitos alimentarios y conocimiento de una dieta rica y variada. Para ello hemos creado una encuesta de 21 ítems que engloba los aspectos anteriormente comentados. Esta entrevista ha sido cumplimentada por 235 alumnos del 2º ciclo de primaria de diversos centros de Asturias. Los resultados obtenidos nos llevan a concluir que los alumnos tienen un concepto correcto sobre los hábitos alimentarios adecuados pero hay un porcentaje importante que no aplica dicho conocimiento de una manera correcta, ya no comen fruta y verdura habiendo un porcentaje alto que no ha probado estos alimentos, sin embargo todos ellos han probado patatas fritas, hamburguesas, arroz y yogur. Entendemos que estos hábitos pueden generar problemas de salud a largo plazo. Palabras clave: Alimentación infantil, hábitos alimentarios, obesidad, dieta equilibrada.

Introducción

Los estudios nos informan de que los hábitos de alimentación infantil en los niños españoles no son los más adecuados, estos escolares apenas desayunan y comen poco pescado y verduras porque no les gustan. Les gusta la comida rápida como las pizzas y las hamburguesas, pero disfrutan más si alguna vez las elaboran sus propias madres (Merino, 2008). Centrándonos en cifras concretas Rodríguez et al., 2011 encontraron que la bollería industrial era muy utilizada tanto en el desayuno (7,4%) como en el recreo (16,9%). La comida favorita era la pasta en el 29,8% de los casos, seguida de las patatas, sobre todo fritas (10,4%). Los alimentos que menos gustaban eran las verduras (26,2%) y el pescado (8,2%). Actualmente la obesidad es un tema que genera una enorme preocupación y ha sido denominada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como la epidemia no infecciosa del siglo XXI (OMS, 2004; OMS, 2006; CE, 2007). La obesidad y el sobrepeso están relacionadas con problemas de salud tan graves como las enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares, la diabetes, la hipertensión arterial, la arterioesclerosis, la dislipemia, los trastornos del aparato locomotor e incluso algunos tipos de cáncer; si esta situación es preocupante en los adultos, aún lo es más en los niños y adolescentes (V.V.A.A., 2011). Mediante este trabajo perseguimos estudiar los hábitos de alimentación de escolaresde 2º ciclo de EP  medidos con un cuestionario creado ad hoc, basado en el cuestionario PERSEO y el Programa CASERIA. Este cuestionario mide la adecuación de la alimentación  a  la  dieta  mediterránea (considerada correcta nutricionalmente).

Completa la información

Contenido disponible en el CD Colección Congresos nº22.

¡Consíguelo aquí!

Objetivos

El objetivo principal de este trabajo es lograr un conocimiento de las características de los hábitos dietéticos de la población infantil. - Comprobar el conocimiento de los niños acerca de la dieta equilibrada. - Corroborar que su conocimiento se ajusta a la dieta mediterránea. - Descubrir y evaluar sus hábitos alimentarios.

Método

La primera fase de este estudio consistió en la revisión de la literatura existente sobre el tema que nos atañe y en la posterior elaboración de una encuesta basadas en estudios previos, como el estudio PERSEO y el CASERIA. En la segunda fase se contactó con diversas instituciones escolares de Oviedo, Gijón y la Cuenca Minera asturiana de cara a proceder a recoger una muestra variada, se aplicaron las encuestas in situ y se configuró así una base de datos mediante SPSS que nos permitió realizar los análisis correspondientes.

Muestra

En este estudio han  participado 235 estudiantes de 2º ciclo de EP, de los cuales los varones suponen más de la mitad de la muestra, en concreto un 60,0% de esta (N=141), siendo las mujeres el 40,0% restante (N=94),  nos encontramos con una media de edad de 8,923 años siendo la desviación típica de 0,717. En cuanto al tipo de centro escolar y curso académico, la mayor parte de nuestra muestra procede de centros concertados (N=191)  y se encuentra en 4º curso de EP (N=137). Refiriéndonos al tipo de convivencia de estos alumnos encontramos que el 84,25% de nuestra muestra convive con ambos padres, un 11,91% lo hace con su madre, un 1,27% con su padre (solo varones) y finalmente un 2,55% reside con otros familiares; además el 32,76% son hijos únicos, más de la mitad el 56,59% tienen un hermano, el 7,65% tiene dos hermanos, el 1,70% tiene 3 hermanos y finalmente el 1,27% tiene 4 o más hermanos.

Resultados

Pasando a describir los hábitos alimenticios de los escolares, la primera variable estudiada en este apartado se refiere a los hábitos de desayuno, para ello hemos preguntado a los alumnos que es lo que habían desayunado, se trata de una pregunta de elección múltiple en la que podían escoger tantas opciones como deseasen. La gran mayoría de los alumnos desayunan leche (68,9%), galletas (47,7%) y cacao (46,4%). En cuarto lugar observamos que un 26,3% de los alumnos desayunan cereales y un 23,8% desayunan zumo. A continuación, muy cercanos están los alumnos que toman otro tipo de desayuno (11,9%) y los que toman fruta (11,1%), luego están las magdalenas/pasteles/bollos y el pan con un 8,5% de alumnos que lo toman. Después encontramos a los alumnos que comen yogur en el desayuno (3,4%) y por último está ese 2,6% de alumnos que no desayunan que aunque sea un porcentaje pequeño, debe preocuparnos. En segundo lugar y contrastando con lo anterior les preguntamos qué alimentos consideran que formarían parte de un desayuno favorable y al igual que en la anterior pregunta, podían marcar varias opciones. La mayoría de los alumnos marcaron la fruta como principal alimento del desayuno (73,1%), por delante de los productos lácteos (66,2%), y seguidamente el producto señalado fueron los cereales (65,4%), podemos ver que el pan lo consideran prescindible en un desayuno favorable, ya que un 15,3% de los alumnos lo marcaron. Posteriormente está el pescado con un 7,7%, la bollería con un 5,6% y la carne con un 4,7% de alumnos que la señalaron. En tercer lugar les preguntamos qué habían tomado en el recreo. Los alumnos se alimentan en su mayoría de alimentos no especificados en el listado (33,8%) en segundo lugar aparecen aquellos alumnos que no comen nada durante el recreo (29,9%), el tercer alimento más consumido son los bocadillos(11,1%) y después le siguen batido (9%), zumo(8,1%) fruta (6,8%), yogur(6%), bollicao/otros pastelitos (4,3%), donuts(3%) y por último los alumnos, lo que menos consumían fueron las palmeras (1,7%). Con respecto a la pregunta dirigida a saber cuántas veces comían chucherías al día, la mayoría de ellos han seleccionado que comen una vez al día golosinas (42,6%), y seguidamente están los alumnos que no comen golosinas con un 34%. Después encontramos a los alumnos que comen 2 veces al día (32%), luego están los alumnos que comen más de 6 veces, después los de 3 veces y con un menos número, los que comen golosinas 4-6 veces al día con unos porcentajes de 3,8%, 3,4% y 2,6% respectivamente. A continuación, nos centramos en la descripción de la preferencia por varios alimentos comenzando por las frutas y verduras (tabla 1). De este modo podemos ver que la fruta en general es más popular que la verdura. Especificando más, las frutas más populares son las fresas (el 71,5% afirma que le gusta mucho), seguida de las manzanas (71,1%),  los plátanos (63,4%) y los melocotones (59,1%).  Por el contrario las frutas que menos gustan son los tomates (24,7%),  la sandía (18,3) y la piña (17,9%). En cuanto a las verduras, las preferidas son la lechuga (49,4%),  la zanahoria (46,0%) y los guisantes (43,4%) y las menos apreciadas la col y la coliflor (35,3%), los puerros (32,8%), la cebolla (33,2%) y las espinacas (33,2%). Así mismo, es importante observar que el 27,3% nunca han probado los puerros, el 25,6% afirma lo mismo sobre el pepino, el 19,1% sobre la col y la coliflor, el 16,6% sobre las ciruelas y el 14,0%s sobre la piña.  Resulta característico ver como en el caso de los puerros, la col y la piña coincidan en altos porcentajes que no gusta y que no se han probado. También es importante anotar que no hay ningún alimento que todos los niños hayan probado, aunque el que más se acerca son las manzanas (sólo un 1,3% no las han probado) y las naranjas (1,7%).

Contenido disponible en el CD Colección Congresos nº22

Tabla 1: Frecuencias y porcentajes de preferencia de frutas y verduras. En segundo lugar, estudiamos la preferencia por otro tipo de alimentos de consumo cotidiano (tabla 2).   Los alimentos favoritos de estos alumnos son los macarrones y espaguetis (91,5%), el arroz (90,2%), las patatas fritas (88,5%), la leche (86,8%), el yogur (86,0%) y la pizza (82,1%). Por el contrario los que menos gustan son las judías (26,8%),  los garbanzos (12,8%), las patatas cocidas (11,1%) y el pescado (10,2%).  En este caso, todos los alumnos han probado las patatas fritas, el arroz, las hamburguesas y el yogur; por otro lado el 12,8% no ha probado las judías.

Contenido disponible en el CD Colección Congresos nº22

Tabla 2: Frecuencias y porcentajes de preferencia de alimentos variados.

En tercer lugar hemos preguntado a los alumnos con qué frecuencia semanal comían determinados alimentados (tabla 3).  Los más consumidos (4 o más veces por semana) han sido la leche (58,7%) y el yogur (53,6%); además de los anteriores los consumidos 3 veces semanalmente han sido el pescado (20,0%), el arroz (14,9%) y los macarrones y espaguetis (14,5%). Los más consumidos dos veces por semana además de los anteriores son la carne de pollo y los huevos (ambos 23,4%) y la ternera (21,3%); y una vez por semana los más consumidos son las lentejas (61,3%), la pizza (59,1%), los garbanzos y las hamburguesas (ambos 54,9%). Por último cabe destacar que un 43,4% afirma que nunca come judías.

Contenido disponible en el CD Colección Congresos nº22

Tabla 3: Frecuencias y porcentajes de periodicidad de ingesta de alimentos variados.

Conclusiones

A grandes rasgos se puede establecer un perfil de nuestros escolares: conocen las características propias de una dieta adecuada pero este conocimiento no se traduce en la puesta en práctica de una dieta equilibrada. Hay que darle importancia al dato de que un 2,6% de los alumnos no han desayunado, es un porcentaje bajo pero destacable, además hay que tener en cuenta que puede suceder que muchos de los alumnos desayunan una sola cosa de todo este listado, creando una insuficiencia vitamínica desde el primer momento del día. En lo que se refiere a los que los alumnos consideran un desayuno saludable, consideran indispensables los lácteos, los cereales y la fruta. Muchos de los mismos no comen nada durante el recreo. Podemos concluir que casi un tercio de los alumnos consumen golosinas, aunque diariamente consumen más bien pocas o ninguna. En lo referente al gusto por frutas y verduras hay que decir que en cuanto a las verduras hay mucha coincidencia con aquellas que nunca se han probado y aquellas que no son de su agrado. Las legumbres, la pasta, la carne, el pescado y los tubérculos, son comidas que comen asiduamente y que en un gran porcentaje han probado todos, exceptuando las judías, que son aquellas que menos prueban los alumnos. De hecho es la variable que a menos niños les gusta y que menos han probado. También hay que hacer hincapié en cuatro de las variables, ya que estas son aquellas que todos los alumnos han probado alguna vez, como son las patatas fritas, el arroz, las hamburguesas y el yogur. Por ello se hace necesario concienciar a los alumnos de la importancia de seguir una dieta equilibrada.

Referencias bibliográficas

Borja González, V. (2012). Importancia de la Educación Física para el bienestar  de los alumnos en una sociedad sedentaria. EFDeportes.com, Revista Digital, 15 (166).1-5. Merino, M.A. (2008). Descubriendo los hábitos alimenticios en la escuela multicultural a través de los debates infantiles. Index Enferm [online]. 17 (3), pp. 183-18 . Organización Mundial de la Salud (2006). Carta Europea Contra la Obesidad. Conferencia Ministerial Europea de la Organización Mundial de la Salud contra la Obesidad. Estambul (Turquía), 15–17 de noviembre de 2006. V.V.A.A. (2011). Estudio de prevalencia de la obesidad infantil: Estudio ALADINO (Alimentación, Actividad física, Desarrollo Infantil y Obesidad)*. Rev Pediatr Aten Primaria. 13:493-5.

Responder

Otras colaboraciones