800 007 970 (Gratuito para españa)
658 598 996
·WhatsApp·

5 jun 2012

Juegos de niños en la pintura de P. Brueghel. Análisis de diferentes soportes iconográficos

/
Enviado por
/
Comentarios0
/
Etiquetas,

En la dilatada obra de P. Brueguel, encontramos una gran cantidad de juegos y actividades recreativas de la época, que actualmente, de manera habitual pueden presenciarse en algunos pueblos y ciudades, no sólo en periodos festivos, sino también como medio de esparcimiento, diversión, entretenimiento y ocio. Además, algunas de las escenas plasmadas por el artista son muy frecuentes durante las sesiones de Educación Física.

Autor(es): Carmen Pavón Gómez, Herrador Sánchez, Julio Ángel, Ana Isabel Sánchez Bernal e Isabel Márquez González
Entidades(es): Universidad Pablo de Olavide. Sevilla
Congreso: VII Congreso Nacional de Ciencias del deporte y educación Física
Pontevedra - 5, 6 y 7 de Mayo de 2011
ISBN: 978-84-614-9945-8
Palabras claves: Pintura, juegos, iconografía, interdisciplinariedad

Juegos de niños en la pintura de P. Brueghel. Análisis de diferentes soportes iconográficos

Resumen

En la dilatada obra de P. Brueguel, encontramos una gran cantidad de juegos y actividades recreativas de la época, que actualmente, de manera habitual pueden presenciarse en algunos pueblos y ciudades, no sólo en periodos festivos, sino también como medio de esparcimiento, diversión, entretenimiento y ocio. Además, algunas de las escenas plasmadas por el artista son muy frecuentes durante las sesiones de Educación Física.

Mediante esta propuesta intentamos estimular e impulsar estudios sobre los comportamientos lúdicos y prácticas jugadas, a través de diferentes soportes iconográficos, que puedan contribuir a profundizar sobre el conocimiento de esta apasionante práctica universal, todo ello sustentado bajo tres pilares básicos: La transversalidad, la interdisciplinariedad y la interculturalidad.

El análisis de las fuentes analizadas relacionadas con el estudio sobre las representaciones lúdicas pintadas por Brueguel, se ha llevado a cabo a través de los siguientes soportes y en las siguientes cantidades: Puzzle (1), Portadas de libros y revistas (8), pinturas (1) y sellos (9).

INTRODUCCIÓN

Intentar recopilar y seleccionar el mayor número de juegos y actividades recreativas que P.Brueguel pintó a lo largo de su vida artística, implica un estudio detallado de su biografía y de su trayectoria artística, así como de los sucesos históricos del momento o época, ya que fueron determinantes en el estilo y manera de reflejar en su obra, el modo que tenía de percibir la sociedad en la que estaba inmerso.

Pieter Brueghel el Viejo (1525-1569), pintor y grabador flamenco plasmó en sus lienzos con todo lujo de detalle los paisajes, escenas religiosas (episodios de la Biblia), personajes de la vida cotidiana campesina etc. A finales de la década de 1550 comenzó una serie de grandes paneles pintados con complejas composiciones que representaban diferentes aspectos de la vida rural flamenca. El primero fue una representación de Proverbios flamencos (1559) Staatliche Museen, Berlín; le siguieron El combate entre carnaval y cuaresma (1559) y Juegos infantiles (1560), estos dos últimos se encuentran en el Kunsthistorisches Museum de Viena.

Brueguel representa lo más personal del arte de Flandes. Su viaje a Italia le puso en contacto con el paisaje de los Alpes y con la vida popular, dedicando su a actividad a reproducir la vida cotidiana con matices de ironía y a veces, de desbordada imaginación que lo emparientan con el Bosco, y en otros casos anuncian aspectos de la pintura  del XVII (Azcárate y cols, 1979). En los siglos que siguieron a la muerte del pintor, sus cuadros y dibujos cayeron en el olvido porque no correspondían a las reglas estéticas caracterizadas por el culto a los héroes, los santos y los soberanos, así como por el modo de pensar burgués y la contemplación romántico-idealista de la naturaleza. Sólo en el siglo XX, probablemente como consecuencia de las innovaciones artísticas de impresionistas, expresionistas y cubistas, que pusieron en entredicho los hábitos visuales heredados de la tradición, se olvidó prestar atención a su obra.

En concreto nos vamos a centrar fundamentalmente en el lienzo donde P.Brueguel reflejó actividades lúdico-recreativas, juegos populares y deportes tradicionales de la época, caracterizándose dicho lienzo por la gran capacidad de observación de la naturaleza humana, el ingenio omnipresente y la vitalidad de los personajes. Según Bobi (1972), Hulin de Loo quiso ver aquí una “enciclopedia de juegos de los muchachos flamencos”.

En este óleo sobre tabla, con unas dimensiones de 118 x 161 cm. algunos de los juegos representados son los siguientes: Juegos con muñecas; altares improvisados; máscaras; cabalgar a caballo; tocar tambores; rodar aros; la gallina ciega; lucha de jinetes; pídola; el pañuelo; trompo; yoyo; a las piedrecillas con huesos pequeños; pájaros; pistolas de agua; representación de procesiones; cabalgar en caballito de palo; remover barro y construir con arena; inflar vejigas de cerdo o de buey; hacer cabriolas; juegos de adivinación: pares o nones;  lucha de jinetes; carreras de baquetas; marcha de ganso; hacer girar gorras en la punta de un bastón; lanzar tejos; lucha libre; correr por las murallas; canicas; bolos; escondite; zancos; volteos; equilibrio invertido; golpear ollas; equilibrios en barra o baranda; trepa por árbol; lucha con palos; con remolino de viento; olla de la miel; hacer ecos en toneles huecos; equilibrios o cabalgar en barril; nadar; ondear una cinta; churro-media manga-mangotero; lanzamiento de cuchillos; transporte por tríos; el trenecito; equilibrar una escoba etc.

En palabras de Elschenbroich (1979) Brueguel no escenifica a los niños como seres juguetones y graciosos, sino que lo grosero y rechoncho de sus proporciones está incluso exagerado mediante su diminuto tamaño, donde los cráneos son redondos ocultando el cuello y las espaldas en parte casi están chepadas o jorobadas.

Elschenbroich, (1979) comenta que llama la atención que se vean pocos juguetes en la escenas, puesto que si el juego precisa de estos instrumentos, en la mayoría de los casos esta función la cumplen los objetos del mundo del trabajo; en este caso encontramos el barril, el aro fabricado a partir de éste,  cestas, escobas, barra para amarrar a los caballos, la vejiga de cerdo etc. En cambio los juguetes que se pueden considerar como tales en un sentido fiel, han sido confeccionados por los propios niños, como son: los molinos de viento, el yoyo, las máscaras, los huesecillos para jugar a los dados etc. Tan solo el caballo de palo y las muñecas son juguetes generados por los adultos expresamente para los niños.

Según Arpino y cols (1988) Brueguel fue sucesivamente campesino y burgués, católico y libertino, humanista, filósofo, satírico, paisajista, un pintor de género es decir se basaba en un tipo de pintura imbuida en escenas de la vida diaria tratadas desde perspectiva realista. Los temas escogidos son la calle, las tabernas, la vida familiar, excursiones campestres y las fiestas.

En pleno siglo XVI no decoró altares, ni iglesias ni palacios, sino que pintó para los amigos y coleccionistas de la época. Estuvo considerado como el pintor de los campesinos cuidando el más pequeño detalle anatómico en las costumbres y en los gestos. En 1604 Van Mander lo define como un pintor sutil y humorístico y comenta que pocos son los cuadros suyos que puedan mirarse sin reír; incluso el más austero de los hombres, al contemplarlos, al menos hará un gesto socarrón o guasón.

Brueguel a lo largo de su obra pictórica refleja en sus cuadros una influencia clara del Bosco, donde lo demoníaco medieval y las fuerzas ocultas le alejan del sentido de la realidad humana, esta ambiente supone para Brueguel un problema que afronta mediante el contacto directo con la experiencia, con una marcada ironía o de dolorosa tristeza que le invade. El pintor convive con una realidad social de una violenta y dura política de su país, tiene en cuenta la condición humilde y humana de sus paisanos, mostrándonos los personajes de manera cinematográfica, con la vivacidad  rítmica de sus movimientos, las expresiones de sus rostros con un marcado matiz humano.

Algo similar ocurrirá en Goya tres siglos más tarde, ya que tanto en los grabados como tapices refleja su disconformidad y sensibilidad con algunos acontecimientos o situaciones socio-políticas de la época, y lo que es más importante participa directamente de la realidad que le rodea y así lo interpreta en la mayoría de sus pinturas, unas veces de manera irónica y satírica y otras de forma reivindicativa y crítica.

Completa la información

Contenido disponible en el CD Colección Congresos nº15.

¡Consíguelo aquí!

METODOLOGÍA

Hemos utilizado el método de investigación histórico empleando un diseño de estudio no experimental descriptivo. Las fuentes utilizadas para la búsqueda de imágenes plasmadas por Brueguel y que tienen una relación directa con el ámbito lúdico han sido casi siempre primarias. En este sentido, se han revisado las diferentes enciclopedias de arte y catálogos de museos (tanto de pintura, grabados, y dibujo), así como diferentes soportes de catálogos fotográficos, catálogos filatélicos, postales, carteles, revistas especializadas y portadas de libros

RESULTADOS

El estudio de las fuentes analizadas relacionadas con las representaciones lúdicas pintadas por Brueguel, se ha llevado a cabo a través de los siguientes soportes y en las siguientes cantidades: Puzzle (1), Portadas de libros y revistas (8), pinturas (1) y sellos (9).  

OBRA DE BRUEGUEL EN DIFERENTES SOPORTES Y FORMATOS

Pintura

Hills (1956) dedica parte de su tesis doctoral a un cuadro del pintor Brueguel (1560) “Los juegos de niños“identificando 78 juegos, de los cuales una mayoría deben considerarse como populares o tradicionales, aunque es Menzel (1966) el primero en interpretar el conjunto de la obra relacionando el tipo de juegos que aparecen en el lienzo con la situación política y económica de la época.

Portadas de libros y revistas

Puzzle

Filatelia

Hasta el presente, se le ha concedido escasa importancia a investigaciones sobre filatelia y juegos populares (Bantulá, 2006). Sin embargo consideramos que los sellos como fuente iconográfica, pueden contribuir junto a otras fuentes documentales tanto orales como escritas, al conocimiento y estudio de ciertos comportamientos lúdicos de diferentes sociedades y culturas.

CONCLUSIÓN

Como conclusión y reflexionando sobre la frase de Saporscchez (1971), la esencia del juego no podría ser entendida si no es, bajo el prisma de la sociedad y no desde el punto de vista de la Biología, ya que lo lúdico representa la forma específica de la apropiación de experiencias histórico-sociales. Sería preciso ahondar en temas que abarquen aspectos sociales y antropológicos con respecto a lo que rodea al juego, apartándonos en la medida de lo posible de conceptos exclusivamente mecanicistas y fisiológicos basados en el rendimiento, lo agonístico y lo competitivo, y centrándonos en los comportamientos humanos desde un punto de vista afectivo y actitudinal.

Bibliografía

ARPINO, G; BIANCONI; P. y ALCÁNTARA, F.J (1988). La obra pictórica de Brueguel. Planeta. Barcelona
AZCÁRATE, J. M; PÉREZ, A. y RAMÍREZ, J.A. (1979) Historia del Arte. Anaya. Madrid.
BANTULÁ, J. (2006). Estudio de la cultura lúdica a partir de una emisión filatélica: Europa-Juegos infantiles-año1989. En X. Pujadas; A. Fraile; V. Gambau; X. Medina; J. Bantulá (Comps.) Culturas deportivas y valores sociales (pp. 537-544). Madrid: Librerías deportivas Esteban Sanz, S.L.
BOBI, A. (1972) Brueguel. Los diamantes del arte. Número 49. Toray S.A. Barcelona.
ELSCHENBROICH, D. (1979). El juego de los niños. Estudios sobre la génesis de la infancia. Zero zyx: Bilbao.
HILLS, J. (1956) Tesis del cuadro del juego de los niños de Pieter Bruegel el Viejo. Viena.
MENZEL, G. (1966). Pieter Brueghel der Aelter. Leipzig.

 

Responder

Otras colaboraciones