800 007 970 (Gratuito para españa)
658 598 996
·WhatsApp·

2 oct 2014

La cohesión interna en los equipos deportivos con Javier Catalán Pachés

/
Enviado por
/
Comentarios0
/

cohesion_interna_deportivaSobre Javier Catalán Pachés

Es licenciado en psicología por la Universitat Jaume I de Castellón, máster en psicología del deporte y del ejercicio físico por el Colegio Oficial de Psicólogos de la Comunidad Valenciana. Ha colaborado como psicólogo del deporte en el Villarreal Club de Fútbol, y actualmente es el psicólogo deportivo en el Hockey Club Castellano.

Twitter: @javier_Catalán_

entrevista

 

Alto Rendimiento: -¿Qué rol desempeña la psicología en el rendimiento deportivo?

Javier Catalán: -La psicología, a mi entender, es como un apartado más en la preparación que tiene que hacer, todo un deportista. Es decir, entendemos que un deportista hace una preparación tanto física, como técnica y también entendemos que tiene que hacer una preparación psicológica. Digamos que sería un punto más de la preparación hacia el alto rendimiento que hace un deportista.

Alto Rendimiento: -Y, ¿qué contenidos integrarían este entrenamiento psicológico?

Javier Catalán: -Sería hacer el entrenamiento de todos los aspectos psicológicos que intervienen en el deporte. Es decir, la concentración, la cohesión en grupos, la motivación, por ejemplo, también, el control de ansiedad, el nivel de activación, la autoconfianza o, incluso, la comunicación. Son todos estos aspectos que, psicológicamente, pueden influirte en el rendimiento óptimo en el deporte, o sea, sería un entrenamiento de estos aspectos.

Alto Rendimiento: -Eres especialista en aspectos de cohesión. ¿Cómo definiríamos esto de la cohesión interna de un equipo deportivo?

Javier Catalán: -Bueno, yo la cohesión interna la definiría como la que está más aceptada en cuanto en el mundo de investigación. Fue en 1998, Carron, Brawley y Widmayer, que entendían  la cohesión interna como un proceso dinámico que se refleja en la tendencia de un grupo a no separarse. Es decir, a permanecer unidos con la finalidad de conseguir unos objetivos instrumentales, o bien para satisfacer las necesidades afectivas de estos miembros, los miembros del equipo. En pocas palabras viene a decir eso, un proceso en el que un grupo está unido para conseguir unos objetivos.

Alto Rendimiento: -Entonces, ¿cuál es la importancia de que un equipo tenga una buena cohesión interna?

Javier Catalán: -Para mí la cohesión es un punto bastante importante cuando estamos hablando de deportes grupales, ya que si tenemos bien la cohesión vamos a tener una serie de característica también, que -para mi entender- son muy importantes en el deporte en una buena sintonía. Por ejemplo, ¿qué características vamos a poder tener si tenemos bien la cohesión? Una sería el grado de aceptación de los objetivos del grupo, ya que los objetivos grupales no es la suma… no entendemos objetivos grupales como la suma de objetivos individuales, sino más bien son unos objetivos que se comparten por todos los miembros del equipo y, por tanto, va a unificar al grupo. Otra característica sería la comunicación. Si tenemos una buena cohesión vamos a mejorar la comunicación entre los miembros del grupo. Por lo tanto, vamos a mejorar las relaciones interpersonales. Otra sería la conformidad con las normas, es decir, se va a ver… si hay una buena cohesión, se va a ver con mejor vista las pautas de conducta que organizan al equipo y la convivencia del mismo. También vamos a perseverar o insistir más ante las dificultades. Si estamos en un grupo bien cohesionado y viene una dificultad, vamos a intentar luchar más para superar esa dificultad, más que si estamos de una forma más individualizada; si estamos de una forma mas individualizada no lucharíamos tanto, nos daría un poco más igual. También aumentaríamos el rendimiento. Cuando se forman de una forma colectiva se aumenta el rendimiento, la eficacia en el juego. Vamos a percibir… vamos mejorar una evaluación propia de nosotros como equipo. Otra característica -también hemos hablado en la definición- una satisfacción personal. Cuando hay una buena cohesión nos gusta pertenecer a este equipo, y cuando hay éxitos nos agrada y nos involucramos más. Luego, nos vamos a sentir más motivados y vamos a mejorar nuestra estabilidad grupal. Es decir, si hay una buena cohesión, va a ser más complicado que los miembros del equipo quieran abandonar este grupo. Estas serían un poco las características que acompañan a la cohesión. Por lo tanto, si conseguimos que la cohesión bien, vamos a conseguir que todos estos puntos también estén en buena sintonía.

Alto Rendimiento: -Entonces, ¿cuáles serían las estrategias a seguir para poder obtener esta buena cohesión interna en nuestro equipo?

Javier Catalán: -Lo primero que es más importante -bueno, que es muy importante para mí- es que habría que trabajar de una forma unida, tanto los entrenadores como los jugadores, como incluso la entidad. Por entrenadores me refiero a cuerpo técnico. Entonces, ¿qué tendría que intentar promover el entrenador o cuerpo técnico? A mi entender, yo creo que un entrenador tendría que saber un poco o interesarse por un conocimiento personal de cada uno de los jugadores de la plantilla. Es decir, tendría que conocer un poco la personalidad de cada jugador, el contexto sociocultural suyo, incluso qué cosas les pueden motivar. ¿Para qué? Para así… Bueno, la idea es esa, el conocer a su plantilla para sacarle un mejor rendimiento a cada uno en ciertas circunstancias. Otro punto que podría hacer un entrenador sería potenciar una cultura de trabajo. Es decir, hacer creer a los jugadores que su talento es fundamental en ciertos momentos. Yo lo vi en Guardiola. Guardiola cuando estaba en el Barça era claro el ejemplo con… No sé, un ejemplo que me acuerdo era Keita. Keita no era titular, pero Keita sabía que cuando salía él era clave en el momento en que salía. Pues eso, Guardiola, yo creo que él trabajó muy bien ese aspecto, por ejemplo. Luego, otro punto que podía hacer el entrenador sería estimular una identidad de equipo. ¿Cómo crearíamos una identidad de equipo? Bueno, puede hacer mediante dinámicas grupales en las que se reuniera el equipo y sacáramos valores que ellos consideren que podían definir a este equipo, o sea, que fueran ellos propios. Entonces, se iría formando poco a poco una identidad y defender esos valores. Luego, bueno en el trabajo ya establecer objetivos de equipo que resultaran estimulantes para los miembros, también explicar muy bien cada papel individual, ya que si cada jugador sabe el papel  que desempeña, podrá hacerlo de manera efectiva cuando sea necesario. Luego, también impulsar la aparición de líderes en el vestuario. Claro, la plantilla siempre tiende a apoyarse en ciertas personas que se consideran líderes. Y al entrenador también le viene muy bien que haya ciertas personas en qué apoyarse en qué ejercicios. Esto también un entrenador lo puede saber mediante la observación o, incluso -como más adelante voy a comentar- mediante unos tipos de instrumentos que te pueden ayudar a saber quién es el líder de tu equipo. Aprovechando que ya sabemos el líder, podíamos hacer reuniones con los líderes del vestuario para que así tengamos una mejor comunicación entre el equipo y la perspectiva del entrenador, para que los jugadores se sientan valorados y que vean que sus opiniones cuentan. Un entrenador también tendría que darse cuenta que está muy bien que haga correcciones y reproches y todo lo que él cree que tenga que decir. Para algo es el entrenador y para algo es quien tiene que llevar el peso del equipo. Pero está muy bien que las haga dentro del vestuario las correcciones, ya que así va a crear un clima de confianza con el jugador. La idea es que haga las correcciones fuera de la zona pública, donde así el jugador puede aceptar de una mejor manera esas críticas y correcciones que se le hacen. Otro punto sería hacer actividades outdoor. Serían actividades fuera del contexto del terreno de juego. Por ejemplo, si hablamos de un equipo de fútbol -ya que el fútbol es el deporte rey- sería llevarte al equipo, por ejemplo, al campo y hacer minitareas, por ejemplo, hacer minigrupos y hacer tareas. Por ejemplo, encontrarnos algo en una parte del campo que tú hayas escondido previamente. Entonces, tú haces grupitos en los que vas a intentar potenciar, por ejemplo, las cualidades de cooperación, colaboración entre los miembros del grupo. Además, también va a servir para conocerse entre ellos mismos. Son bastante buenas como para formar cohesión y grupo. Y bueno, y así entre grandes rasgos, estas sería un poco las actividades por parte del entrenador.

Alto Rendimiento: -Tú eres a la vez psicólogo, nos estás hablando también del papel del entrenador para lograr esta cohesión en el grupo o el equipo deportivo. ¿Cómo se coordina, entonces, este trabajo entre lo que es la figura específica del psicólogo y la del entrenador? Y aparte, evidentemente, con todo el resto de los jugadores que integran el equipo.

Javier Catalán: -Es muy importante que el entrenador… O sea, yo como psicólogo mi objetivo es que el entrenador no se sienta amenazado. Es decir, yo soy como una pieza más para que el equipo funcione bien. O sea, el entrenador tiene que saber que lo que él hable conmigo se queda conmigo, y que lo que los jugadores hablen conmigo se queda conmigo, no lo voy a difundir al entrenador, porque entonces perdería confianza en mí, y entonces no podríamos hacer bien el trabajo. ¿Cómo se coordina el trabajo? Bueno, mediante reuniones y mediante ver no carencias, sino qué necesidades puede tener el equipo. O sea, que el entrenador vendría y nos comentaría qué ideas, pautas le podemos dar psicológicamente. En cuanto a los jugadores, para conseguir una buena cohesión en el equipo, aunque parezca un poco obvio, luego te das cuenta que no es tanto. En el sentido de que, los jugadores para hacer una buena cohesión, tenemos que potencializar que se intenten conocer entre ellos, que se conozcan y que se pongan en la situación del otro y que se difunda un sentimiento de respeto. Los jugadores tendrían que valorar y alabar a sus compañeros ya que, un reconocimiento positivo -siempre sincero-  siempre es de muy buen grado y crea muy buen clima en el equipo. Esto parece un poco obvio, pero luego se da cuenta que no. Yo por ejemplo, hice una dinámica una vez donde el objetivo era éste, el objetivo era potencializar el refuerzo positivo. Yo por ejemplo, lo que hice fue escribir a todos los miembros del grupo en un papel y por sorteo escogían un nombre, por sorteo de cada uno de los miembros del equipo. Y de quien le tocara, tenía que decir dos cosas positivas personalmente, dos cosas positivas futbolísticamente y el mejor gol que recuerdan de él. La verdad que tengo muy buenas sensaciones de esa dinámica ya que conseguimos que la gente se reforzara, que se dijeran cosas buenas entre ellos y sí que mejoró la cohesión grupal. Claro, todas estas cosas, luego también tienen que llevar un seguimiento en el campo y duradero. Si no, es como que el efecto es muy momentáneo, es muy importante que sigamos con la trascendencia de cada dinámica, de cada proyecto que hagamos para mejorar la cohesión.

Alto Rendimiento: -Y estos niveles de cohesión grupal, de cohesión del equipo, ¿cómo se pueden valorar?

Javier Catalán: -Pues, bueno, a ver, hay muchos instrumentos donde te dicen el nivel de cohesión. Pero hay uno que es bastante conocido y bastante aplicado, que es el sociograma. El sociograma consiste, es un cuestionario, que consiste en 10 preguntas  más o menos, donde se formulan una en positivo y una en negativo. Por ejemplo, un ejemplo de estos sería: ¿Qué compañero crees que trabaja más para el equipo y que compañero crees que trabaja menos para el equipo? Entonces claro cada uno de  los miembros del equipo pues pone un nombre y luego… entonces claro esto te va a permitir ver las atracciones y las aversiones que hay entre los miembros que integran el equipo. Luego la idea del sociograma es coger todas las respuestas que has tenido y que has obtenido y pasarlo a un formato más visual, donde tú pones, en PowerPoint  eso según el entrenador, en círculos a todo el equipo y vas haciendo mediante flechitas mediante las respuestas que hayas obtenido.  Vale  decir: “Pues ¿quién crees que trabaja más para el equipo?” “Pues yo creo que tal persona…”  Entonces yo, sale en mí, te mandaría hacia a ti una flechita, y así con todos los miembros del equipo. Entonces te queda muy bien y muy gráficamente y muy visual esto.

Alto Rendimiento: -¿Los resultados de este sociograma los hacéis públicos?

Javier Catalán: -No. Los resultados son únicamente para que el entrenador conozca cómo tiene…, o sea cómo está el equipo y que si puede prevenir a unos problemas interpersonales, pues mejor atajarlos previamente que en un futuro que a lo mejor ya es más complicado. Y la idea es conocer un poco cómo el equipo se ve, se auto ve. Y nada entonces aquí tu también puedes ver un poco quien está más preparado y quién menos del equipo. Esto también al entrenador le ayuda para ver quién el equipo ve como líder. Porque a veces tú piensas que el líder es uno, pero el equipo no lo ve como líder. Entonces si tú te apoyas en ese jugador que tú crees que es líder pero no lo es, no hace un gran efecto al equipo digamos.

Alto Rendimiento: -Y Javier ya para terminar, ¿qué consejo darías a cualquier entrenador que nos esté escuchando y quiera optimizar la cohesión  interna en su equipo?

Javier Catalán: -Estar cercano al equipo, dejar hablar al equipo, escuchar al equipo, que cada uno de los miembros se sienta parte importante de ese equipo, y eso, interesarte por tus jugadores.

Otras entrevistas de Alto Rendimiento

Entrevista a Rodrigo Aranda: Nuevas perspectivas del entrenamiento en fútbol.

Entrevista a Javier Reina Abellán: Prevención y readaptación de las lesiones deportivas

Entrevista a Laia Claverias: La prescripción del ejercicio saludable

Entrevista a Xavier Reche Royo: La preparación física en baloncesto

Entrevista a Jesús Ramón-Llin Mas: Aprendizaje y entrenamiento en pádel

Responder

Otras colaboraciones